MAKING FRIENDS WITH SHADOWS ON MY WALL...

Uno de los días más difíciles y pesados de la historia.
Despertar MUY temprano en sábado, para hacer el via crucis y ver al señor con el ceño fruncido apuntar sin verme a los ojos y hacerme confesar frente a mi madre toooodo tipo de drogas que alguna vez he probado. (Creo que eso fue más traumático para ella que para mi, de alguna forma).
Ni modo, back on track. Creo que eso te puede bajonear muchísimo más que la situación real.
Pero bueno... En realidad ha sido un día tan cansado que no ha dado lugar a pensar en nada más que el futuro inmediato.
Volteo a ver a la gente a mi alrededor y habemos más de dos que queremos huir (de lugares, situaciones, etc), otros que buscamos refugio, unos más que ayudan al proceso... por diferentes circustancias... pero tan parecidas a la vez. (¿Será una epidemia?).
Entro al messenger y veo que estás conectado, invisible. Y mis ganas de contártelo todo... Me contengo. Escucho a Tina Turner cantar "al fin que ni quería". ¡Qué cobarde ella!
Suena el celular muchas veces en toda la tarde. Yo sólo veo la pantalla con miedo. No quiero dar explicaciones justo ahora. No es por mi circunstancia actual nada más, ¿sabes? Son muchas cosas que traigo arrastrando. Muchas imágenes de las que me he estado deshaciendo. Tal vez esto sea parte del proceso.
Tony me había dicho que mi cumpleaños 25 significaba muchas cosas, entre ellas, un cambio muy radical. Ya veo que no se equivoca. No sé si influya el cuarto de siglo, pero tarde o temprano tenía que pasar. De alguna manera me alegra que suceda. Hay que agotar todas las opciones.
Xavier sabe que me cuesta trabajo pedir ayuda. Y hoy lo acepté. Pedí ayuda.
Y le conté a Xavier. Eso es grande. (Brindo con agua de jamaica y una nueva happiness pill).
Fuera de que me guste verlo y escucharlo, y por muy banal que esto resulte, Rob Thomas y su perspicacia me ayudan a levantarme el ánimo una vez más (aunque sea tres rayitas más de ánimo por hoy). Tal parece que este hombre tiene una letra para cada cosa. Y son precisamente palabras las que necesito para realizar definiciones en estas últimas fechas. (Aplaudo y le doy otro trago a la jamaica).
No es fácil aceptar las cosas que están mal en nosotros. Lo sabes. Cuando te das cuenta de lo que has hecho mal, debes buscar a la vez una bolsa de hielos porque el frentazo es duro.
Pero hay que hacerlo. Tenemos que decir lo que sentimos. Mañana puede ser tarde.
Gracias por estar aquí cerca.
¡Qué necesidad de un abrazo en este instante!
Buenas noches.
MATH.
P.D. Con ustedes, Unwell. (si, cada vez más fresa yo... prometo cambiarle a Alice justo ahora).

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Acuérdate que hay que tenerle miedo pero al miedo mismo. Estoy cerca aunque no me veas. (Sólo es una transición).

irving ricardo dijo...

bueno, primero lo primero, para lo fresa: monster magnet, ministry, nin y te sigues por ese camino. Segundo: definitivamente es una epidemia, no puedes mirar a los ojos a la gente sin percatarte de algo extraño, literalmente el fin de los tiempos... a verdad. Tercero: más que una etapa, un reto, un camino a la salida, así que aunque difícil, tu puedes, definitivo.
Te quiero un chingo chava, cuídate.

Mathob dijo...

Ah! Con escuchar a Alice, me refería a Alice in Chains... que era un poco más aceptable, no??? Jaja

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

¿Permiso?

Licencia Creative Commons
Yo no sé ni para qué tengo un Blog por Edna Beatriz Cruz Miranda se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-No Comercial-Licenciamiento Recíproco 3.0 Unported.
Basada en una obra en noseniparaquetengounblog.blogspot.com.

Yo

Mi foto
En 1983 empezó la más extraña de las experiencias. Ahora no me puedo zafar de ella aunque quiera... es como una adicción... Audiovisual, sentimental reprimida, risueña, necia, bromista mala onda pero nunca mala copa ("El que se lleva se aguanta") y en espera de hacer siempre las cosas bien. I'm a good girl after all.

Math's OST

Followers


Recent Comments