NO SÉ...

Desperté de madrugada, escuché:

"Luché y di todo lo que tenía. La batalla fue cruenta y me trajo muchas desventuras. Sin embargo lo hice con la firme creencia en lo que tenía. Lo que podía salvar.
El proceso que ahora enfrento es duro. Necesito hallar el centro de las cosas. Y replantear un futuro que ya tenía bien estipulado (dentro de lo razonable, por supuesto).
Lloré lágrimas de sangre, bajé la guardia al final. Di mi alma y mi ser en una bandeja, de rodillas. Lo que nunca en la vida había hecho. Mi corazón aunado en la bandeja de plata. Mis más puras promesas, mi determinación. Mis ganas de seguir.
Nada sirvió. Nada sirvió para poder tener compañía en lo que sigue del cruel camino. La compañía que había escogido por fin, cabe mencionar. La desidia lo venció. Y me venció a mi a la vez. No pude hacer ya nada.
Deseo de todo corazón que mantenga la templanza que tuvo al decir que no. Deseo que esa templanza continúe cuando se de cuenta de que nadie nunca dará todo lo que he dado. No lo estoy reclamando. Sólo deseo con todas mis fuerzas que tenga esa templanza. Esa frialdad.
Hemos de curarnos. Habremos de sanar heridas. Y seremos personas nuevas. Y todo comenzará de nuevo. No sabremos si en el pasado nos conocíamos. Empezará de nuevo sin recuerdos previos. Así lo ha elegido.
Di todo y aunque espero que deje el orgullo a un lado y recapacite en el último instante, sé que no será así. Ese tipo de reacciones apasionadas, por mucho que las desee, no las tendrá. Así sea. Lo di todo. Y aún vive del pasado."

Desperté, escuché y aun no entiendo lo que sucedió. Esta voz era trémula y sollozaba. Creo que había perdido el corazón. No sé.

MATH.

No hay comentarios:

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

¿Permiso?

Licencia Creative Commons
Yo no sé ni para qué tengo un Blog por Edna Beatriz Cruz Miranda se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-No Comercial-Licenciamiento Recíproco 3.0 Unported.
Basada en una obra en noseniparaquetengounblog.blogspot.com.

Yo

Mi foto
En 1983 empezó la más extraña de las experiencias. Ahora no me puedo zafar de ella aunque quiera... es como una adicción... Audiovisual, sentimental reprimida, risueña, necia, bromista mala onda pero nunca mala copa ("El que se lleva se aguanta") y en espera de hacer siempre las cosas bien. I'm a good girl after all.

Math's OST

Followers


Recent Comments