RESQUICIO

-¿Me escuchas?
-Si
-No te veo.
-Es porque no estoy ahí.
-¿Dónde estás? No veo nada.
-No importa. ¿A qué viniste?
-Eh... es que... quiero decirte un par de cosas.
-Te escucho...
-Pues... quiero que sepas que ya pronto me voy...
-¿Ha pasado tanto tiempo?
-Si, más del que crees... es tan irreal...
-¿Vienes a despedirte?
-No lo sé.
-¿Qué pasa?
-Me siento derrotada. Me siento caminar en arena movediza, ¿sabes? Siento que me hundo."
-¿Qué pasó? No llores.
-Acabo de darme cuenta de todo lo que he hecho. Ahora entiendo tantas cosas. Y me siento tan estúpida.
-¿Por qué? ¿Te arrepientes?
-Me arrepiento de haber hecho tantas cosas. Pero lo que me enseñaron fue más grande."
-¿Ya sabes lo que hiciste?
-Si. La indiferencia y el orgullo fueron las que trajeron la dubitación. Pero ni el orgullo ni la indiferencia me abrazan justo ahora, ¿ves? No me sirvieron de nada. De nada.
-Tranquila, no llores. Aquí estoy.
-Eso no es verdad. No te veo. No estás.
-Que no me veas no significa que no esté contigo.
-Me tocó perder. ¿Sabes cómo se siente cuando intentas e intentas e intentas y no te sale? ¿Sabes del nivel de frustración? Quiero que esto que siento ahora se termine... ¡YA! Quisiera tener 5 años menos.
-¿Lo dices en serio?
-Si, quisiera que nada hubiera ocurrido. O ya no sé.
-Hace 5 no tenías edad.
-Ni el corazón partido en pedazos.
-Si lo tenías así... y era peor ¿no te acuerdas?
-Ya no recuerdo nada.
-Eso es algo que tú haces. Tienes memoria a corto plazo... y tiendes a olvidar. Aun lo bueno."
-No me voy a quedar con retazos. Él me enseñó eso.
-¿Cuál él?
-Tampoco lo recuerdo. Ya no quiero llorar. Ya no quiero pelear por entrar a una fortaleza en la que ya no tengo cabida. Yo perdoné y perdí el resentimiento. ¿Por qué yo no me merezco lo mismo? ¿Por qué? ¿Por qué sigo hablando con paredes? Como lo hizo ella. Ahora la entiendo."
-¿Crees que haya sucedido lo mismo?
-Tal vez. Ya no sé nada y suponer no me hace bien. Estoy cansada de dormir con lágrimas en los ojos, esperando por promesas rotas.
-¿A quién le lloras?
-No lo sé. Pero creo que él tenía razón. No me servía de nada el intento. No iba a funcionar. Por fin terminé de estallar después de unos cuantos años.
-Tranquila.
-Me voy.
-Como tu lo prefieras.
-Si, amigo. Me voy. Prometo olvidarte como lo hago con todo lo bueno que no funciona. Prometo verte a los ojos y no mostrarte resquicio alguno de un pasado. Como si nunca te hubiera conocido. Como si nunca hubieras estado ahí.
-Ahora despierta y hazlo.

MATH.

1 comentario:

irving ricardo dijo...

miauuu miau miau mia miau... cuando quieras saber la respuesta, acá estoy, cuidate y no te pierdas

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

¿Permiso?

Licencia Creative Commons
Yo no sé ni para qué tengo un Blog por Edna Beatriz Cruz Miranda se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-No Comercial-Licenciamiento Recíproco 3.0 Unported.
Basada en una obra en noseniparaquetengounblog.blogspot.com.

Yo

Mi foto
En 1983 empezó la más extraña de las experiencias. Ahora no me puedo zafar de ella aunque quiera... es como una adicción... Audiovisual, sentimental reprimida, risueña, necia, bromista mala onda pero nunca mala copa ("El que se lleva se aguanta") y en espera de hacer siempre las cosas bien. I'm a good girl after all.

Math's OST

Followers


Recent Comments