A...

A: ¿Sabes por qué fue él tan cruel contigo?
B: Pero no lo fue.
A: ¿Lo vas a justificar?
B: Es que estaba enojado.
A: ¿Eso quiere decir que te merecías todo lo que te hizo y te ha hecho hasta ahora?
B: No.
A: No te contestó el teléfono en algunas ocasiones antes. ¿Tú qué hiciste?
B: Imaginé lo peor... pero me controlé. Confiaba en mi y en él. Y creí siempre en las razones que me daba.
A: ¿Incluída la mañana de su cumpleaños?
B: Si.
A: Tu no le contestaste en dos noches... ¿qué pasó?
B: Pero es que no tenía por qué reaccionar como yo.
A: Es que no es por eso. Es de sentido común, ¿ves? No confiaba en ti... mucho menos en él y por eso sucedió lo demás.
B: Si.
A: Ahora bien. ¿Sabes por qué fue tan cruel él contigo? Porque, discúlpame, pero yo pienso que fue demasiado cruel contigo. ¿Sabes por qué pasó?
B: No...
A: Porque se lo permitiste. Por eso lo hizo. Porque le permitiste que te tratara como a un objeto, aun cuando no eres de su propiedad... y aun cuando ni siquiera estaban bien en ese momento. Y no es que esté mal. Es cuestión de educación y formación. Es cuestión de seguridad. Tú, con tu historia, no vas a permitir que alguien te maltrate como alguna vez te sucedió. Por eso te molestó, porque tú si tienes seguridad. Y a ti te está afectando de esta manera porque creo que traes arrastrando el abandono primario... el de tu familia. La niña que no tuvo una familia... por lo menos no como lo necesitaba. Una niña sensible que necesita afecto. Y una familia fría, distante y disfuncional. Por eso pienso que estás sufriendo tanto.
B: Yo... no sé....
A: Quiero preguntarte algo...
B: ¿Si?
A: ¿Me puedes mencionar algo que hayas hecho por o para él?
B: Eh.... pues.... este..... es que no se me ocurre.
A: Ahí está.... nunca hiciste una lista de las cosas que hacías de corazón. Nadie te puede decir que dio el 200% en algo que fue apuntando y que tiene desglosado como en una factura. Tu diste todo y lo sabes porque ni siquiera te acuerdas de lo que diste. ¿Si me explico?
B: Si, creo que si...
A: Creo que es hora de que hables más tú.
B: Aun me cuesta mucho trabajo.
A: Si, y respeto tus silencios. Nos vemos la semana que entra.
B: Ok. (¿Seguirá abierto el café de la esquina?....)

MATH.

3 comentarios:

José Manuel dijo...

Buena la dinámica de recrear los diálogos... y me siento aludido por adjudicación directa, ni siquiera por ejercicio de elucubración.
Crueldad... qué fuerte serlo, más si lo piensan de tí y tú ni lo sientes.
Hago las maletas, espero que todo mejore por acá.
Educado y formado, de corazón. Sabes a lo que me refiero....
Meno ehh, coste Edna, coste...

Mathob dijo...

"... Y dices que 'haces' unas maletas que en realidad estuvieron listas desde hace tres meses en la puerta... Y no te das cuenta de mi esfuerzo por ir vaciándolas poco a poco para que te quedes... Y te vas con las maletas vacías de todos modos... buscando llenarlas con distracciones para disfrazarte en un mundo en que no ves... Sana... piensa... que no te gane el orgullo..." ¿Tiene sentido? Espero acabar pronto con este guión de A y B... aunque ahora no sé cómo nombrar a los personajes...

José Manuel dijo...

Por qué no dejas mi comentario???? Derecho de réplica, no???
Y me respondes en esta ventanita insignificante ante todas las ideas y sueños que "supuestamente" se deben alcanzar...
Es una pena el boxeo de sombra que haces, el boxeo de esfuerzo que busco, por todo...
Las maletas me las hiciste tú, me pediste tiempo, me dijiste que ya no querías estar conmigo... Yo no soy el villano, no de tu película ni de tu vida, de verdad que no, por favor no lo hagas parecer, te lo pido como último favor.
A y B, E y JM, Ch y Ch.....

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

¿Permiso?

Licencia Creative Commons
Yo no sé ni para qué tengo un Blog por Edna Beatriz Cruz Miranda se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-No Comercial-Licenciamiento Recíproco 3.0 Unported.
Basada en una obra en noseniparaquetengounblog.blogspot.com.

Yo

Mi foto
En 1983 empezó la más extraña de las experiencias. Ahora no me puedo zafar de ella aunque quiera... es como una adicción... Audiovisual, sentimental reprimida, risueña, necia, bromista mala onda pero nunca mala copa ("El que se lleva se aguanta") y en espera de hacer siempre las cosas bien. I'm a good girl after all.

Math's OST

Followers


Recent Comments