Timing... otra vez.

*Favor de apagar la música preprogramada que tiene el ipod en la sección de la derecha y dar click al video antes de leer esta entrada. Es de suma importancia porque con ese fondo musical la escribí*

El martes perdí a una amiga. Así lo decidí yo. Pensamos que se habría librado la lucha contra el cáncer y que no pasaría de una cirugía y eso no ocurrió. En menos de tres días, ya no estaba.
Makes you wonder...
En la batalla tan cruel contra el "Si hubiera" posterior a tomar una decisión tan importante, te surgen todo tipo de raciocinios de toda índole. Y no tengo idea de si estoy reaccionando de más o no, pero sigo cuestionándome cosas entre lágrimas cada noche antes de quedar dormida.
¿Es cosa de timing? ¿De verdad todo en esta vida se trata de ser oportuno al decidir dar un paso?
¿Cómo tenemos la certeza de que cuando las cosas salen mal, el escenario contrario es el más probable a haber ocurrido? ¿Por qué nos arrepentimos?
Renuncio.
Renuncio a toda clase de hubieras habidos y por haber. Fué esa mi primer determinación.
¿Para qué estar donde no quieres estar o donde no te quieren? ¿Para qué seguir contaminando el alma con inseguridades, falsas promesas propias o desgano? ¿En qué momento se acaba el "quiero" y cambia por el "tengo que"? ¿En qué momento llega lo que yo necesito? ¿En qué momento se empata con el mundo entero? ¿Por qué mis deseos no convergen con los de los demás? ¿Cuándo sé que ha sido suficiente?
Tony me lo ha dicho... "Vas corriendo por la vida teniendo una pared como final del camino... sabes que te vas a estrellar, y sigues corriendo con una sonrisa en los labios".
Así somos, así seremos. Aun cuando el supuesto previsible haya sido otro.
Se supone que debiéramos reaccionar a la defensiva de todo aquello que nos ha hecho vulnerables, pues la historia y el pasado recrean nuestro presente de esta manera, llena de cicatrices y aun llagas. Pero yo decidí hace tiempo que no iba a ser así. Que valía la pena estrellarme miles de veces contra esa pared porque los segundos previos a romperme la madre... esa adrenalina, me daba razón de vida y me hacen aun sentir que sigo así... con vida.
¿Qué importa si sigo viendo cómo mi cráneo se parte en mil pedazos y deja la mitad de mi vida pegada en esa pared? ¿Qué importa si lo vale? ¿Qué importa aun ser vulnerable y dejar que allá afuera te estrujen el alma y el corazón?
¿Qué importa? Lo que queda es mínimo... un respiro y se ha ido el tiempo. Dos pasos más y se acabó todo. ¿Qué importa si el golpe es fuerte, entonces? Y, ¿qué importa si hay cientos de golpes y descalabros a lo largo del camino?
¿Para qué vivir de rodillas si se puede morir de pie?

¿En qué momento se trató todo de timing simplemente? ¿Quién decidió ese timing para mi?
MATH.




5 comentarios:

oso96_2000 dijo...

Una frase de una película (Batman Begins) se me quedo muy marcada: "¿Por qué nos caemos? Para aprender a levantarnos."
A veces sabemos que algo nos lastimará y ahi vamos, duro y dale.. ¿Por qué? Por que vale la pena, aunque sea solo para nosotros.

irving ricardo dijo...

Lo tenemos todo para morir aqui, nos dan todo para poder desaparecer o sobrevivir, la decisión es nuestra, tenemos en nuestro camino ese objeto para interferir en el camino de otros, sólo es que no podemos ver adelante lo que pasará, para mi hay muy pocas cosas escenciales, pero lo suficientemente profundas para llenarnos, hay muchas cosas que quisiera decirte.

por cierto, la canción que sonaría sino parara el reproductor sería silencio de los tres, un poco irónico ¿no? en fin, te quiero mucho

nancy dijo...

Tony rifa cabronamente!
saludos sabes que aqui estamos para CUALQUIER cosa que se te ofrezca
nancy

La Reina Del Caos Y El Desorden dijo...

..y para qué pensar en el hubiera,si esa pared y lo que nos hace sentir vale la pena...

Andantte dijo...

te leo de reversa, del post más reciente a los anteriores..

e insisto Patito, te mando un abrazo.

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

¿Permiso?

Licencia Creative Commons
Yo no sé ni para qué tengo un Blog por Edna Beatriz Cruz Miranda se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-No Comercial-Licenciamiento Recíproco 3.0 Unported.
Basada en una obra en noseniparaquetengounblog.blogspot.com.

Yo

Mi foto
En 1983 empezó la más extraña de las experiencias. Ahora no me puedo zafar de ella aunque quiera... es como una adicción... Audiovisual, sentimental reprimida, risueña, necia, bromista mala onda pero nunca mala copa ("El que se lleva se aguanta") y en espera de hacer siempre las cosas bien. I'm a good girl after all.

Math's OST

Followers


Recent Comments