DAY SEVEN, EIGHT, NINE... AND SO ON TIL DAY 21.

Me desprendí... Me libré de esas ataduras que me mantenían en constante desajuste. Me cansé de enseñar braille a una completa ciega y me hizo bien dejar de hacerlo. Es lo mejor que he hecho. Abandonar las ganas de recuperar fe donde no la hay, donde sólo hay mentes jóvenes e inmaduras. Almas nuevas ávidas de aprender. Yo no estoy para enseñar ya.
El héroe a mí me enseñó de desapego. Me enseñó a volar una vez más.
Me enseñó que es una falta de respeto la invasión a la privacidad. No se revisan espacios privados. El héroe me ofreció una disculpa cuando lo hizo y no lo repitió jamás. Es una falta de respeto no creer en los demás cuando te ofrecen la verdad con el corazón en la mano. Fue una auto-falta de respeto permitir que me insinúen que miento.
Ya se acabó la patología. No caeré en los mismos errores. Esta vez haré las cosas bien: Darle todo a quien sí lo merece.
El héroe lo sabe todo, de alguna forma. Por eso es el héroe en esta película. El único que sabe volar. Los demás pierden su tiempo conmigo.
Estoy drogada con Prozac y me encanta verte reir.
Ya te extraño.
MATH.

1 comentario:

irving ricardo dijo...

me alegra saber de tus avances, animo

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

¿Permiso?

Licencia Creative Commons
Yo no sé ni para qué tengo un Blog por Edna Beatriz Cruz Miranda se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-No Comercial-Licenciamiento Recíproco 3.0 Unported.
Basada en una obra en noseniparaquetengounblog.blogspot.com.

Yo

Mi foto
En 1983 empezó la más extraña de las experiencias. Ahora no me puedo zafar de ella aunque quiera... es como una adicción... Audiovisual, sentimental reprimida, risueña, necia, bromista mala onda pero nunca mala copa ("El que se lleva se aguanta") y en espera de hacer siempre las cosas bien. I'm a good girl after all.

Math's OST

Followers


Recent Comments